domingo, mayo 15

Sombras I

Sombra de otros
incomprensible
furiosa
apenas contenida 
dialogando desde el límite
entre la luz y los cuerpos

sombra que el tiempo deja

entre los ojos y ahí se queda
apretada 
deslucida
rota




domingo, mayo 8

El viaje de un relato (o "El relato de un viaje")

Vuelvo a casa y, mientras tanto, voy dejando que el paisaje me describa. La calle, el cielo y el ómnibus, me ponen adjetivos mientras el motor avanza. Los eligen con cuidado. Lo sé y pongo atención, para ver si escucho. La casa de ladrillos con cortinas verdes, me imagina triste, y cuando paso ante ella, se pregunta si será más apropiado “melancólica” o “nostálgica”. La noche me ve pasar y me recuerda entre insomnios, entonces acomoda entre ellos mi imagen, me reconoce. Me delinea.
Lo mismo va ocurriendo en el interior del ómnibus. Aunque las horas allí generalmente se agolpan, se sofocan una a la otra y nosotros entre ellas, hoy están pendientes de los pasajeros de otra manera. Pero no son tan bondadosas como el paisaje. Sus voces -las de las horas dentro del ómnibus- nos trituran con sus palabras esta vez, sin piedad, nos ven atormentados o contracturados, deslucidos o dependientes, desilusionados u oscurecidos.
Al abrir la puerta de casa, me doy cuenta de que el camino de regreso, dejó de ocupar el lugar de un recuerdo, para convertirse en un verdadero relato, que me acompañará en cada viaje, de distinta manera.