domingo, julio 17

Restos

Casi nada nos queda
una habitación sin humo
un minuto de atención
una fotografía
un decir
de cierta forma

Casi nada nos queda 
se mezcla en mis palabras
un poco menos que nostalgia
lo que sabés que pasará
si envejecemos

Nos queda un casi nada
un mientras tanto
la mentira de una tarde última
la verdad de una suerte ajena
a nuestra propia historia. 














domingo, mayo 15

Sombras I

Sombra de otros
incomprensible
furiosa
apenas contenida 
dialogando desde el límite
entre la luz y los cuerpos

sombra que el tiempo deja

entre los ojos y ahí se queda
apretada 
deslucida
rota




domingo, mayo 8

El viaje de un relato (o "El relato de un viaje")

Vuelvo a casa y, mientras tanto, voy dejando que el paisaje me describa. La calle, el cielo y el ómnibus, me ponen adjetivos mientras el motor avanza. Los eligen con cuidado. Lo sé y pongo atención, para ver si escucho. La casa de ladrillos con cortinas verdes, me imagina triste, y cuando paso ante ella, se pregunta si será más apropiado “melancólica” o “nostálgica”. La noche me ve pasar y me recuerda entre insomnios, entonces acomoda entre ellos mi imagen, me reconoce. Me delinea.
Lo mismo va ocurriendo en el interior del ómnibus. Aunque las horas allí generalmente se agolpan, se sofocan una a la otra y nosotros entre ellas, hoy están pendientes de los pasajeros de otra manera. Pero no son tan bondadosas como el paisaje. Sus voces -las de las horas dentro del ómnibus- nos trituran con sus palabras esta vez, sin piedad, nos ven atormentados o contracturados, deslucidos o dependientes, desilusionados u oscurecidos.
Al abrir la puerta de casa, me doy cuenta de que el camino de regreso, dejó de ocupar el lugar de un recuerdo, para convertirse en un verdadero relato, que me acompañará en cada viaje, de distinta manera.

martes, abril 19

Soy mis poemas

Soy mis poemas
trazo en ellos mi ser
palabra por palabra
cálidamente
como un puente invisible
que se teje con las manos
por encima
de ciudades y mares
entre lugares
que siempre cambian

Soy mis poemas
daré a ellos
la vida que no tengo
los nombres que no sé
los miedos
que no soporto
las verdades
que no confieso

Sólo se trata de escribir
como si nada más hubiera en juego

Eco

la casa va
de una habitación en otra
sobre la ventana
hay un gesto de tristeza
el televisor está encendido
los almohadones
son el eco de un color

termina la propaganda
estoy sola
en un grito está tu nombre
aunque nadie habló de vos

viernes, abril 15

Madrugada

Traga la noche
lágrimas de tormenta

¿En qué momento escapé
de todas partes?
Hay agujeros en mi memoria
que permanecerán inaccesibles

Traga el silencio
mi fuerza inoportuna

No es hora de reproches
ni argumentos
callan las horas en mi almohada
y el tiempo observa,
espera.

Tiene la última palabra.






miércoles, abril 13

Arritmia

Mi corazón late más lento
un rato antes
de quedar dormida
el aire sale de mi pecho
como si algo lo expulsara
o una mano invisible
presionara
un segundo después
regresa

un médico pronuncia
el nombre técnico
escucho y confirmo
que mi corazón late más lento
y todos los nombres caen
en el lugar del silencio
y el aire ingresa imperceptible
un poco antes
del siguiente latido